La gastronomía de las Islas

La palabra que mejor define la gastronomía de las Islas Mauricio es diversidad. Los habitantes de las Islas provienen de diferentes continentes y a ellos se le debe las influencias asiáticas, africanas y europeas de la cocina mauriciana. Aún así todos los platos de las Islas Mauricio suelen coincidir en ciertos ingredientes básicos como el arroz, el pollo y los pescados y mariscos.

Lo cierto es que el visitante que llega a las Islas Mauricio siempre queda maravillado con sus platos que destacan por la variedad de colores, sabores, aromas y una exquisita presentación. En los desayunos, y después durante todo el día, se puede disfrutar de exquisitos zumos tropicales de mango, piña, papaya… Otra bebida muy rica es el café que se sirve con aroma de vainilla al estilo criollo. Por la noche los cócteles tropicales abundan en los bares y se preparan con el ron y las frutas tropicales de la isla.

Dos de los platos típicos que todo visitante debe probar antes de abandonar las Islas Mauricio son el roti y el dholl-puri. Estos platos están considerados como auténticos manjares por todos los habitantes de las islas, independientemente de su posición socio-económica. El roti, que en hindi quiere decir algo así como pan, es muy parecido a un crepe. Se prepara con harina, sal, agua y un poco de aceite. El dholl-puri consiste en una pasta similar a la que se le añaden granos molidos y algunas especias. Los roti se pueden encontrar en puestos ambulantes en las calles y se suele servir con verduras cocidas o con chicharros en salsa. Otra opción es comerlos con un poco de chile confitado.

También es muy recomendable probar los platos cuya base son el pescado y el marisco. La influencia del océano en la cocina mauriciana deja platos como el caldo de cangrejo o las ostras gratinadas. ¡Bon appétit!